¿EXISTE EL AMOR UNIVERSAL? PAROLE, PAROLE, PAROLE

El amor es química más lenguaje.

· El amor despierta sentimientos diferentes según la cultura y el lenguaje.

· Es siempre algo agradable, pero no es universal y monolitico.

Las emociones básicas son seis: Ira, miedo, tristeza, sorpresa, alegría y asco. Su fin es transmitir información sobre el entorno y facilitar una adaptación inmediata y segura. Por lo tanto, no hay emociones positivas o negativas, aunque provoquen sentimientos agradables o desagradables. Son universales, se expresan en el rostro y se acompañan de cambios fisiológicos (el corazón se acelera, la pupila se dilata y la piel se eriza). Otras emociones más complejas derivan de nuestro carácter social, como la generosidad, la admiración, la culpa, la vergüenza, el amor, la compasión, la gratitud o la envidia. Son difíciles de definir con la expresión facial y con palabras porque están impregnadas por la cultura y originan vivencias muy particulares.

Leía por algún lado que el amor es química más lenguaje. Es una definición preciosa, a la vez que precisa. Cada San Valentín se recurre a la explicación neuroquímica (una mezcla de oxitocina, dopamina y serotonina en proporciones variables en distintas redes neuronales del cerebro en función de que el amor sea apasionado o calmado), pero ¿y el lenguaje? El lenguaje modula el pensamiento y el comportamiento. La influencia puede llegar a ser sutil, profunda e involuntaria. Si se solicita a un alemán que describa las cualidades de un puente, dirá que es hermoso o esbelto, mientras que un español utilizará términos como robusto, sólido o fuerte. La razón es que la palabra puente es femenina en alemán y masculina en castellano, lo que condiciona la elección de los adjetivos calificativos. Hay algo que no termina de encajar en esta atractiva hipótesis. Por ejemplo, la palabra muerte es masculina en alemán y se representa por un caballero verde. En cambio, es femenina en otros idiomas y se representa en forma de bella mujer. Con guadaña, eso sí. ¿Se verá la muerte con distintos ojos en diferentes culturas por este simple hecho? ¿O las diferencias obedecen a algo más profundo, como la religiosidad? Es probable que la causa radique en más de un factor.

Además, comparar el significado del mismo vocablo en diferentes idiomas no es sencillo. No hay un patrón internacional que unifique criterios. El modelo más útil es la colexificación que mide la variabilidad y la estructura en los significados de las palabras cuando tienen más de una acepción en un idioma, lo que indica que sus hablantes consideran ambos conceptos similares. Por ejemplo, ‘blow’ en inglés significa soplar, tocar la trompeta y el ruido del viento, mientras que en alemán hay una palabra para cada significado. Con la colexificación se ha encontrado que en todos los idiomas tienden a unirse conceptos como mar, lago y agua o tierra, polvo y arena. ¿Qué sucede con las emociones? Un equipo de investigadores analizó el significado de 24 emociones en 2.474 idiomas y halló que las emociones son menos universales de lo que parece, aunque existen puntos en común: lo que para unos es aflicción para otros es ansiedad y la aflicción nunca se une a la alegría. ¿Y el amor? ¿‘Maite zaitut’ equivale a ‘I love you’? ¿O vascos e ingleses amamos diferente? En las culturas austronesias el amor se relaciona con lástima, compasión, generosidad u hospitalidad, excediendo el ámbito personal e íntimo y vinculándose a acciones colectivas mediadas por la empatía. Incluso, alguna de estas culturas emplea el término necesidad para referirse al amor romántico. Los autores también vieron que los significados eran más similares en familias de idiomas geográficamente próximas, lo que sugiere que se comparten a través del contacto por el

comercio o la inmigración. La experiencia de las emociones parece estar moldeada por las palabras y la evolución biológica y cultural.

El amor es un virus masivo que suscita sentimientos diferentes según el ámbito cultural. Es siempre algo agradable, pero los hablantes de lenguas distintas pueden no sentirlo de la misma forma. No hay un amor universal. Ténganlo en cuenta si su pareja ha sido educada en otra cultura. Una pregunta ¿Se adaptarán los emojis del guasap a esta realidad compleja?